Te traemos una nueva entrega de nuestra sección de Bullet Journal para que sigas disfrutando al decorar tu agenda bullet journal. En esta ocasión, nos hemos pasado al lado oscuro: vamos a trabajar el Bullet Journal negro.

Con la inestimable ayuda del maestro de primaria – y gran amante del bujo - Diego de @adventure_in_paper, vamos a utilizar un cuaderno de hojas negras de Kelly Creates, que tienen muy buena absorción si queremos aplicar agua, acuarelas y demás.  También necesitarás un bolígrafo de tinta negra, te recomendamos el de Uniball. Y para terminar, no pueden faltar unas buenas acuarelas y rotuladores con tonos metalizados que van a dar el toque final a tu diseño del mes de febrero.

Si te apasiona el diseño que ha preparado Diego, no te pierdas los preciosos sellos de caucho de Prima Marketing, que te abrirán mil posibilidades a la hora de pintarlos con acuarelas. ¡Son increíbles!

Bullet Journal Febrero 2020

¡Muy buenas y bienvenidos a una nueva aventura en papel!

Para esta ocasión he decidido pasarme al lado oscuro. Vas a ver cómo he hecho la portada de febrero en un bullet journal negro, un calendario a un mes vista y un precioso Mood Tracker para mis alumnos. Todo ello con papel negro, acuarelas y rotuladores metalizados. ¿Te gusta la idea? Pues nos ponemos en marcha.

Materiales de scrapbooking

Proceso creativo de scrapbooking

Cómo hacer el bullet journal negro

Bullet Journal negro: mood trackerPaso 1. En primer lugar, para hacer la portada de este bullet journal negro, voy a usar el precioso sello de Prima Marketing que te he dejado en la lista de los materiales. Voy a estamparlo en una hoja de cartulina negra de Kelly Creates con la tinta de embossing Versamark y, después añadiré polvos de embossing en blanco. Con una pistola de calor especial para hacer embossing voy a fundir los polvos con la tinta y quedará precioso.

Paso 2. Escribo el título del mes de febrero usando la misma técnica de embossing pero con un rotulador de embossing para poder usar mi lettering. El resultado una vez seco y fundidos los polvos con la pistola de calor es espectacular.

Paso 3. Con ayuda de un pincel con depósito de agua de Tombow, pinto los huecos en negro que se han formado con la estampación del sello, tanto en el pelo como en los labios. Juego con la gama de colores de las acuarelas metalizadas, que le dan un toque absolutamente increíble a la portada.

Paso 4. Por último, enmascaro los diseños blancos con una hoja recortada de la estampación del mismo sello porque voy a usar la herramienta Distress Market Spritzer para esparcir gotitas muy pequeñitas de muchos colores de acuarela metalizada. De esta forma, crearé una especia de galaxia metalizada llena de estrellitas que brillan. ¿No es precioso?

SÚPER TIP: Puedes utilizar líquido de enmascarar para proteger la zona de la estampación del sello y que no se manche con las salpicaduras del aerógrafo.

Cómo hacer el calendario

Bullet Journal negro: calendarioPaso 1. Lo primero que hago es marcar sobre la hoja negra de Kell Creates la tabla del calendario con un rotulador de tinta blanca. Con ayuda de una regla metálica, simplemente hago los cuadrados para todos los días del mes.

Paso 2. A continuación, dibujo un circulito en cada día con ayuda de los rotuladores metalizados de Letter It. Pinto el círculo de cada semana con un color diferente para que quede más bonito y después escribo con el bolígrafo de tinta blanca los números del calendario sobre los circulitos.

Paso 3. Por último, escribo en la parte superior del calendario los días de la semana con un bonito lettering. ¡Y voilà!

Cómo hacer el Mood Tracker

Para controlar como se comportan los alumnos en clase, voy a preparar un Mood Tracker muy especial. Así puedo ver de una forma visualmente atractiva y práctica cómo han estado los niños cada día del mes. Funciona con un código de colores que indico luego abajo en una bonita leyenda: rosa si están nerviosos, azul si están normal y verde si están tranquilos.

Bullet Journal negro: mood trackerPaso 1. Primero he dibujado un árbolito que me servirá de base para el diseño de mi Mood Tracker, que consistirá en colorear las hojas con preciosos colores metalizados. Repaso todo el dibujo con el bolígrafo de tinta blanca para que resalte sobre la hoja negra.

Paso 2. Escribo con un bonito lettering con uno de los rotuladores metalizados y un bolígrafo de tinta blanca el título de la hoja, que es Mood Tracker.

Paso 3. Pinto con un rotulador metalizado verde las pequeñas hojitas sueltas del árbol para decorarlo y escribo los días del mes en cada una de las “florecillas” para luego poder evaluar pintándolas de un color u otro el comportamiento de mis alumnos.

¡Y eso es todo! Espero que hayáis disfrutado con este nueva entrega de Bullet Journal negro, más especial que nunca. Nos vemos en la siguiente aventura en papel.