Si estás aquí es porque no sabes cómo hacer chapas caseras y buscas una solución que merezca la pena calidad-precio. ¡En ese caso estás en el lugar perfecto! Te vamos a enseñar todo sobre la máquina para hacer chapas personalizadas más popular del mundo de las manualidades: la Button Press.

¡Ojo! Si solo quieres hacer 2 chapas un día, es posible que esto no sea lo que necesites; pero si quieres hacer chapas de vez en cuando o personalizar chapas para todos tus conocidos, entonces la máquina para hacer chapas de We R Memory Keepers es ideal para ti.

 

Máquina para hacer chapas personalizadas

La Button Press es una herramienta súper útil que ha conseguido hacerse un hueco muy grande en el mercado. Por fin tenemos una máquina para hacer chapas caseras, sin tener que depender de ninguna tienda, de horarios ni de plazos de espera largos. ¡Y facilísimo!

¿Quieres hacer una chapa para mañana mismo? ¿Te apetece hacer un detalle personal a un amigo? ¿Aceptas encargos y buscas profesionalizar la creación de chapas? No hay problema, todo eso y mucho más puedes hacerlo con la Button Press y además con un acabado profesional.

Máquina para hacer chapas personalizadas

La máquina en sí es muy sencilla y no tiene complejidad. Es una estructura blanca sólida y algo pesada, lo que precisamente la convierte en una herramienta recia y muy resistente; es perfecta para hacer presión sin miedo a que se rompa. Cuenta con una palanca con mango ergonómico - que hay que presionar para montar las chapas -, y de dos zonas imantadas, una giratoria como base y otra superior que es fija. También consta de dos piezas blancas que vienen sueltas, que son los adaptadores para troquelar el diseño de nuestra chapa.

Por el momento, esta máquina para hacer chapas personalizadas permite hacer tres tamaños de chapas:

  • Chapa grande: 58 mm
  • Chapa mediana o estándar: 37 mm
  • Chapa pequeña: 25 mm

Por cierto, como dato importante a la hora de adquirir un set de chapas y evitar confusiones, debes saber que el número de piezas no equivale al número de chapas que se pueden hacer. Tienes que dividir las piezas entre 3 para saber las chapas que podrás hacer, por ejemplo, 54 piezas te permitirán hacer 18 chapas. ¿Por qué? Porque cada chapa consta de tres piezas:

  • La cara frontal, que es la que se personaliza y se va a ver.
  • La cara trasera, que es la que lleva el alfiler para enganchar a tu ropa.
  • El acetato, que es el material que fija el papel a la chapa.

Para poder hacer cada tamaño de chapa, es necesario disponer del adaptador correspondiente. Con la Button Press viene incluido el adaptador para chapas estándar, es decir, el de 37 mm, junto con 5 chapas del mismo tamaño para que puedas iniciarte.

Verás que cada adaptador consta de tres piezas:

  • Base: se ajusta al elemento giratorio de la máquina y es la superficie sobre la que se colocan las piezas de la chapa.
  • Parte superior: se ajusta en la parte superior fija de la máquina.
  • Troquel: permite hacer el corte circular sobre el papel.

Es importante el detalle de que tanto la base como la parte superior del adaptador tienen grabadas las letras A y B; más adelante te explicaremos por qué. Además, ambas piezas están imantadas, por lo que se ajustan muy fácilmente en la Button Press.

Kit de máquina para hacer chapas caseras

Kit para hacer chapas caseras

Si con lo que incluye la máquina para hacer chapas personalizadas no tienes suficiente, entonces te recomendamos hacerte con el Kit para hacer chapas caseras. Como te podrás imaginar, incluye todo lo que puedas necesitar para hacer los tres tamaños de chapas, así como unidades de sobra de cada tipo de chapa y alguna sorpresa extra. ¡Mira!

El Kit para hacer chapas caseras consta de las siguientes piezas:

  • Máquina para hacer chapas personalizadas
  • Adaptador para troquelar
  • Adaptador para chapas pequeñas + 10 chapas de 25 mm
  • Adaptador para chapas medianas + 10 chapas de 37 mm
  • Adaptador para chapas grandes + 10 chapas de 58 mm
  • Hoja de espuma adhesiva para hacer chapas adhesivas
  • Instrucciones

Si eres un amante total de las chapas y no quieres parar de hacer detallitos o encargos personalizados, entonces el Kit para hacer chapas es la mejor inversión. Por un PVP 40€ superior a la máquina sola, te puedes hacer con los 3 adaptadores y los paquetes de chapas. Si comprases estos productos por separado, su coste ascendería a casi 70€… ¡Es un ahorro considerable!

Cómo hacer chapas personalizadas

Materiales para hacer chapas caseras

Ahora bien, la pregunta del millón: ¿qué necesitas realmente para hacer chapas en casa?

¿Se puede usar otro material que no sea papel? En principio la marca no lo indica y creemos que un material de mayor grosor no se ajustaría bien a la chapa. Hemos hecho pruebas con tela fina bordada y ha funcionado, pero en este caso no hemos colocado el acetato encima, lo hemos “prensado a pelo”. Ojo, no garantizamos que te vaya a funcionar, pero esta ha sido nuestra experiencia.

Con estos estos materiales preparados, ya tendrías todo lo necesario para ponerte manos a la obra. En el siguiente bloque te enseñaremos cómo hacer chapas caseras paso a paso con la Button Press para que no tengas ninguna duda.

Además de lo que te acabamos de indicar, debes saber que la Button Press cuenta una gama de accesorios todavía más grande, que podrás adquirir por separado y que te permitirán hacer cosas muy chulas como estas:

  • Chapas cuadradas: en lugar de las clásicas redondas, puedes hacerlas cuadradas gracias al adaptador cuadrado y al set de chapas cuadradas, que miden aproximadamente 31 mm.
  • Chapas imantadas: en lugar de enganchar tus chapas a la ropa o complementos, puedes colocarlas en la nevera gracias a los imanes adhesivos de la Button Press, que son aptos para cualquiera de sus tres tamaños de chapa.
  • Chapas adhesivas: también puedes convertir tus chapas en pegatinas gracias al complemento de espuma adhesiva para Button Press, que de nuevo es apto para los tres tamaños de chapa.
  • Llaveros: si quieres hacer llaveros personalizados, ¡ahora puedes! Solo tienes que hacerte con el kit para llaveros de Button Press y transformar tus chapas en segundos.
  • Horquillas: ahora puedes transformar tus chapas en divertidos complementos para tu pelo con el complemento de horquillas para Button Press.
  • Clips: si te encanta marcar tus agendas o documentos con clips personalizados, gracias al complemento de clips para Button Press puedes hacerlos tú mismo/a.
  • Rosetones: si estás de celebración y quieres enseñar a todos que es tu cumpleaños o que has ganado algún premio, puedes convertir las chapas en rosetones para Button Press.
  • Espejos: puede que no se te haya pasado por la cabeza, pero la marca We R ha pensado en todo y ahora puedes convertir tus chapas caseras en preciosos espejos con el kit de hacer espejos Button Press.

¡Ya ves que las posibilidades son infinitas! Lo que parecía que era una máquina para hacer chapas personalizadas ha resultado ser una herramienta súper versátil para hacer un montón de cosas más.

Máquina para hacer chapas caseras

Cómo hacer chapas caseras: paso a paso

Una vez que ya conoces la Button Press, nuestra máquina para hacer chapas personalizadas, y que ya sabes los materiales que necesitas para ponerte manos a la obra, es hora de enseñarte cómo hacer chapas caseras paso a paso.

Coloca tu Button Press sobre una superficie firme, como una mesa grande de comedor, sobre la que puedas hacer presión sin miedo a que se vuelque o se rompa. A continuación, coge todos los materiales que necesitas para hacer chapas y vamos allá.

PASO 1: Corta el papel a medida

  1. Coloca los dos adaptadores para troquelar (blancos) en su sitio: el pequeño en la zona superior de la máquina y el grande en la zona inferior, sobre la base giratoria.
  2. Gira la base, de forma que quede separada de los tubos metálicos.
  3. Recorta con las tijeras un cuadrado o rectángulo sobre el papel del diseño de tu chapa, dejando siempre un par de cm de margen.
  4. Coloca el papel recortado sobre el adaptador blanco de la base, centra tu diseño y posa encima el troquel del adaptador.
  5. Gira de nuevo la base a su posición original, que quede entre los tubos metálicos.
  6. Haz presión con la palanca para troquelar el papel.
  7. Gira la base y retira el troquel.
  8. Retira los dos adaptadores de troquelar (blancos) de la máquina.

PASO 2: Crea la cara frontal de tu chapa

  1. Coloca los dos adaptadores de la chapa en la máquina: en la base y en la parte superior. Tienes que dejarlos en la posición A.
  2. Coloca la cara frontal de la chapa sobre el adaptador de la base, encima pon el papel y, por último, pon el acetato. IMPORTANTE: pon recto el diseño del papel, alineado con las guías del adaptador.
  3. Gira con cuidado la base a su posición original.
  4. Haz presión con la palanca.
  5. Gira la base y comprueba que el adaptador inferior está vacío.

PASO 3: Añade la cara trasera para terminar tu chapa

  1. Gira los dos adaptadores de la chapa a la posición B.
  2. Coloca la cara trasera de la chapa sobre el adaptador de la base. IMPORTANTE: centra el alfiler para que quede perpendicular a las guías del adaptador.
  3. Gira con cuidado la base a su posición original.
  4. Haz presión con la palanca.
  5. Gira la base y comprueba que tu chapa está completa.

¡Y listo! Si has seguido todos este paso a paso de cómo hacer chapas caseras, ya tendrás la tuya preparada en menos de un minuto. Verás que queda realmente bonita y con un acabado profesional.

Por si tienes dudas, te dejamos aquí un vídeo tutorial de cómo hacer chapas caseras con la Button Press en la que te explicamos todo en detalle:

 

Consejos para hacer chapas caseras

Como ya habrás podido ver en el vídeo, ¡nosotros también hemos fallado las primeras veces al hacer chapas! Por eso, para evitar que desperdicies ni una sola chapa, te vamos a recopilar aquí los mejores consejos para hacer chapas caseras con tu Button Press y no fallar en el primer intento.

  1. El tamaño del papel. Para que pueda girar bien junto con la base, tienes que cortar un cuadrado o rectángulo “pequeño”, basta con un par de centímetros más grande que el diámetro de la chapa. De lo contrario, no cabrá entre los tubos metálicos de la máquina y se te torcerá el diseño.
  2. La presión con la palanca. Este punto es clave a la hora de hacer chapas caseras. Sin la suficiente presión, ninguno de los pasos va a salir bien. Cuando cortes el papel con el troquel, tienes que presionar mucho hasta oír varios “clic”. Y cuando presiones las caras de la chapa, tienes que hacer mucha presión para que se encaje todo a la perfección. ¡Sin miedo!
  3. Las posiciones. Cuando coloques los adaptadores, es clave que los pongas en la posición A, y antes de poner la cara trasera en el adaptador (recalcamos lo de ANTES) que los cambies a la posición B. De lo contrario, la aguja quedará girada y tu chapa acabará torcida.
  4. La alineación. Es fundamental que te orientes en todo momento por las guías del adaptador para colocar recto el papel y la chapa.

Con estos trucos, ya estás más que preparado/a para usar tu máquina para hacer chapas personalizadas y empezar a hacer chapas sin parar.

Ideas para hacer chapas caseras

Ideas para hacer chapas personalizadas

Ya sabes cómo hacer chapas caseras y ya dominas cómo funciona la Button Press, así que es posible que ya estés practicando o aceptando encargos de chapas sin parar.

Pero si necesitas inspiración o ideas, hemos reservado un último apartado en el que te vamos a enseñar cómo hacer chapas personalizadas con unos sencillos trucos. No necesitas tener grandes conocimientos de diseño, ni siquiera mucho tiempo libre. Solo necesitas ganas y un poquito de inspiración. ¡Vamos a ello!

  1. Usa papeles de scrapbooking. Así de sencillo es hacer tus chapas: elige papeles estampados que te gusten, con un bonito diseño y recórtalos para convertirlos en chapas. Tienes de todas las temáticas, desde estampados veraniegos hasta diseños de Disney o Harry Potter. ¡Las posibilidades son infinitas!
  2. Imprime tus fotos favoritas. Imprime en casa o en una fotocopistería cercana tus mejores fotos, teniendo en cuenta el tamaño de la chapa en la que las vas a colocar. ¡No hay chapa más personalizada posible!
  3. Usa Canva. Si no dominas Photoshop o Illustrator, una alternativa estupenda es Canva. Puedes acceder a esta plataforma gratuita que cuenta con miles de diseños gratuitos ya creados, que puedes descargarte como imagen y usar en tus chapas. O puedes hacer sencillos montajes en un par de minutos y personalizarlo todavía más.

 

Esperamos que hayas aprendido cómo hacer chapas caseras con todo lujo de detalles y que no te quede ninguna duda. ¡Porque vaya chapa te hemos dado, nunca mejor dicho!

Si te ha gustado el artículo o quieres preguntarnos algo más, te animamos a dejarnos un comentario aquí abajo. ¡Te leemos!