Hace poco os contábamos uno de los propósitos que teníamos este año: el reciclaje. Por ese motivo, nuestro equipo de diseñadores se ha fijado como objetivo orientar sus proyectos hacia el mismo propósito. Ya hicimos un organizador de escritorio DIY con forma de libro para tu material escolar. En esta ocasión, nuestras cajas de cartón vuelven a ser las protagonistas y servirán para dar vida a un precioso organizador de escritorio reciclado.

¡Ah! Y dato importante: este organizador de escritorio casero es giratorio. ¡Como lo oyes! Nuestra DT Raquel ha tenido la brillante idea de crear un organizador de escritorio de cartón reciclado súper práctico porque tiene capacidad para todos tus materiales, reglas incluidas, y además lo puedes girar para acceder cómodamente a todos sus espacios.

La colección So happy together de Simple stories con un sinfín de preciosos estampados es perfecta para decorar este proyecto. ¿Quieres ver cómo ha es el proceso para crear tu propio organizador de escritorio giratorio con material reciclado? Adelante, te lo contamos todo.

Organizador de escritorio reciclado giratorio

¡Hola! Hoy estoy muy contenta porque os traigo un tutorial que os va a encantar. ¿Cuántas vueltas le has dado a cómo ordenar tus herramientas en tu mesa de trabajo? Yo miles, hasta que he encontrado la forma perfecta y la quiero compartir contigo.

En este tutorial te enseño cómo crear un organizador de escritorio reciclado. Vamos a hacer un organizador giratorio que nos permita trabajar con todas nuestras herramientas cómodamente. Y por si fuera poco, lo vamos a hacer con productos reciclados, concretamente, con las bonitas cajas de Up&Scrap. ¿Te apuntas?

Materiales de scrapbooking

Nivel de dificultad de scrapbooking

Aficionado al scrap [Media]

Tiempo estimado del proyecto de scrapbooking

5 horas

Proceso creativo de scrapbooking

Organizador de escritorio con material recicladoPaso 1. Reciclando nuestras cajas de Up&Scrap, vamos a hacer las piezas de cartón que necesitamos para crear la estructura del organizador de escritorio reciclado, que serán 4  hexágonos. Para crear un hexágono, hacemos un círculo en el cartón con el compás, abriremos el compás a la medida que queramos que sea el lado de nuestro hexágono, en mi caso 11 cm. Una vez hecho el círculo y sin cambiar la medida del compás vamos haciendo marcas en él, la última marca coincidirá con la primera, habremos obtenido 6 marcas que al unirlas entre sí formarán los lados del hexágono.

Una vez tenemos hecho y recortado con el cúter nuestro primer hexágono, lo utilizaremos de plantilla para los otros tres.

Paso 2. Cogeremos el primer hexágono que hicimos, que tiene marcado el centro donde pinchamos el compás, y aprovechando ese centro haremos dos círculos concéntricos, el primero a unos 4 cm y el segundo a unos 5cm, de forma que entre círculo y círculo quede 1 cm.

Vaciaremos los dos círculos, y del que obtenemos pequeño haremos una copia en otro trozo de cartón.

Cogeremos también un rollo de papel de cocina vacío y lo cortaremos a 15 cm de alto.

Base del organizador de escritorio giratorioPaso 3. Empezamos a montar la estructura del organizador de escritorio reciclado. Cogeremos el círculo pequeño y le pasaremos un brad por el centro. A continuación, pegaremos el círculo que hemos hecho copiado por la parte de la cabeza del brad. Es necesario que el brad sea lo más plano posible.

Cogeremos uno de los hexágonos y sobre él pegaremos el vaciado y la pieza que acabamos de montar bien centrada con las patitas del brad hacia arriba, de forma que nos quedará un carril que llenaremos de bolitas.

Cogeremos otro de los hexágonos y bien centrado lo clavaremos en las patitas del brad, abriremos el brad y pegaremos encima el último hexágono, también bien centrado.

De esta manera, habremos creado la base giratoria de nuestro organizador de escritorio reciclado.

Paso 4. Ahora nos queda ir montando las paredes de los compartimentos. En primer lugar, vamos a pegar en el centro el rollo de papel de cocina, creando unas pestañas con cartulina para que se sujete bien. Cortaremos piezas de cartón de 11x10 cm que iremos pegando en los bordes del hexágono y entre ellas para crear las paredes exteriores, reforzándolas con washi tape.

Paso 5. Para hacer las separaciones interiores del organizador de escritorio reciclado, cortaremos piezas de unos 8,5 cm de ancho, que cortaremos en diagonal dejando 14 cm por el lado izquierdo y 10 por el derecho. Las pegaremos haciendo coincidir el lado de 14 con el rollo de papel de cocina y el de 10 con la junta de las paredes exteriores. De esta forma nos quedará nuestro hexágono dividido en 6 compartimentos.

Si queremos que no se vea la base al girar nuestro organizador, podemos recortarla en forma de círculo. Al tratarse de cartón reciclado es bastante maleable.

Organizador de escritorio de cartón reciclado con Simple StoriesPaso 6. Con pasta de textura vamos a rellenar todas las juntas y los bordes ondulados del cartón para darle un acabado liso y más resistente. Una vez seco pintaremos con pintura acrílica de nuestro color favorito que combine con la colección de papeles que hemos elegido.

Paso 7. Es el momento de decorar tu organizador de escritorio reciclado. Para embellecer los bordes de las piezas interiores pegaremos trocitos de cuerda. Para las juntas de los lados exteriores, cortamos piezas de papel decorado de 2x10 cm que plegaremos a la mitad en el lado de 2 y pegaremos en los vértices embelleciendo así la junta de lados. Cortaremos piezas de papel decorado de 10x10 aproximadamente para embellecer los lados exteriores y piezas de 8 cm de ancho con un alto de 13,5 en un lado y 9,5 en el otro para los separadores, teniendo en cuenta la direccionalidad del papel y la cara del papel que queremos que se vea.

Para terminar, podemos poner una puntilla en la parte inferior de los lados exteriores y decorar con los chipboard de la colección.

¡Y eso es todo! Espero que os haya gustado mucho este tutorial para aprender a hacer vuestro propio organizador de escritorio reciclado y que lo pongáis en práctica para poner orden en vuestras herramientas. ¡Nos vemos pronto!