Una de las preguntas más frecuentes que surgen cuando se trata de hacer una manualidad rápida es cómo envejecer el papel sin mojarlo. ¿Por qué? Porque envejecer el papel metiéndolo en agua supone esperar mucho tiempo y es posible que nos corra prisa o que queramos acabar nuestra manualidad más rápido.

Si queremos imitar la apariencia de un pergamino, si estamos escribiendo una carta y queremos que parezca antigua, o simplemente si buscamos imitar alguna manualidad que nos ha gustado y que requiere de papel envejecido para poder hacerla, con estos consejos vas a ver cómo envejecer papel sin mojarlo muy rápidamente.

Cómo envejecer el papel con tintas distress
Foto original de mylittlecraftthings.blogspot.ca

Cómo envejecer papel con tintas distress

En el mundo del scrapbooking o de las manualidades con papel, puedes encontrar una solución para todo, bien sea una herramienta o un producto especialmente fabricado para cumplir una determinada función: hacer una forma, conseguir un acabado …

En esta ocasión te vamos a hablar de las tintas distress ink. Son obra de Tim Holtz, un archiconocido diseñador de estilo vintage que, para poder hacer realidad sus proyectos, ha desarrollado varias líneas de tintas que crean diferentes efectos sobre el papel en función de su composición. En concreto, las tintas distress ink crean un efecto envejecido en el papel, aunque también las puedes aplicar sobre cartulinas o fotos. Al igual que todos los materiales diseñados para scrapbooking, no contienen ácidos ni ligninas, por lo que tus recuerdos no se dañarán con el paso del tiempo ni amarillearán. Aquí te contamos más detalladamente qué son y cómo usar las tintas distress.

Papel efecto envejecido con tintas distress
Foto original de Paula Cheney en Instagram @luckyday

Qué necesitas para envejecer el papel

A continuación, te indicamos los materiales que vas a necesitar para envejecer un papel blanco con ayuda de las tintas distress:

El color de tinta que te indicamos, el ‘Vintage Photo’, es el que más se utiliza para envejecer papel blanco, pero si utilizas papel de color, lo ideal sería que le dieras el efecto envejecido con una tinta distress de ese color.

Además, puedes emplear otros tonos marrones para envejecer el papel o para combinarlos y darle un aspecto todavía más antiguo: ‘Gathered Twigs’, ‘Walnut Stain’ o el oscurísimo ‘Ground Espresso’. ¡Da rienda suelta a tu imaginación!

El limpiador de sellos te servirá poder limpiar la tinta de la base de corte y que se mantenga como el primer día.

Papel envejecido con tintas distress
Foto original de mylittlecraftthings.blogspot.ca

Cómo envejecer el papel sin mojarlo paso a paso

¡Vamos al lío! Si estás buscando cómo darle un efecto envejecido a tu papel, sigue nuestras instrucciones y en un par de minutos lo tendrás listo.

  1. Coloca el folio sobre la base de corte (o sobre la capa protectora que hayas colocado para no teñir tu mesa).
  2. Coge el aplicador de tinta y presiónalo sobre la almohadilla de tinta para que la absorba.
  3. Presiona suavemente el aplicador a lo largo del borde del papel; sujeta bien el papel para que no se te mueva y colócalo en un ángulo de 45º con respecto al borde si se trata de un aplicador rectangular.

Es importante que no aprietes demasiado el aplicador sobre el papel para que no marque en exceso, ni tampoco lo remojes en tinta.

Es posible que te vengas arriba y quieras que tu papel sea una auténtica obra de arte sacada de un anticuario. En ese caso, te tocará jugar con varias tintas de diferentes tonos de marrón, como los que te hemos indicado en la parte de los materiales. Para ahorrar tiempo, puedes utilizar el formato de tinta distress en spray: con un par de pulverizaciones sobre el papel habrás conseguido colorear todo el fondo con un efecto envejecido.

Aquí te dejamos un vídeo en el que podrás ver cómo emplear las tintas distress ink con diversos ejemplos y cómo envejecer papel sin mojarlo, que era el objetivo. ¡Enseguida notarás el efecto que se consigue!

 

Cómo envejecer el papel de 3 formas diferentes

Ahora que ya has visto el truco para conseguir un efecto envejecido en el papel, vamos a enseñarte otros pequeños trucos que te también te podrán ayudar a darle ese aspecto antiguo.

  1. Arruga el papel

Así de simple y súper efectivo. Las arrugas también suman años al papel porque asociamos ese efecto deteriorado con los papeles antiguos. Haz una bola con tu papel y estrújalo para conseguir las arrugas.

  1. Quema los bordes del papel

Antes de nada, ten cuidado y estate muy concentrado cuando hagas esto. Coge una cerilla o un mechero y acerca ligeramente la llama al borde del papel. En cuanto veas que se empieza a quemar y que adquiere un color negruzco, aparta la llama para que no siga prendiendo. Este método es todo un clásico a la hora de hacer pergaminos o enviar cartas.

  1. Aplica café o té diluidos

Así es, la forma más utilizada si no sabes cómo envejecer el papel es esta: mojando el papel. No tienes por qué empaparlo: basta con tener a mano la infusión o el café diluido en agua, e ir aplicando con una brocha la mezcla poco a poco sobre el papel. Luego déjalo secar.

Otra variante consiste en verter un vaso de agua con el café bien diluido o bien con la infusión de té - la tonalidad del acabado si usas un producto u otro es diferente – sobre un papel, previamente colocado en una bandeja. Vacía el exceso de agua y deja secar el papel completamente. También puedes meterlo al horno para que seque, pero nosotros preferimos evitar ese gasto energético.

 

Ahora que ya sabes cómo envejecer papel sin mojarlo, esperamos que te animes a hacer todo tipo de manualidades de estilo vintage. Existe todo un mundo detrás de las manualidades con papel y el scrapbooking. ¡Te invitamos a dar una vuelta por nuestro blog y qué descubras mucho más!